¡Recarga x5 para Cuba! 🇨🇺 Recarga AHORA

La carismática presentadora Rashel Díaz respondió, a través de un video que subió a sus redes sociales, por qué baila siendo cristiana. Esto ha sido toda una polémica entre internautas y la cubana decidió contestar a los ataques.

La también empresaria contó a sus seguidores que ha venido recibiendo muchas acusaciones y críticas porque se la pasa bailando y pertenece a la religión cristiana, situación que le cuestionan.

El problema no es que no estén de acuerdo, explicó Rashel, sino lo duros que han sido en los comentarios y ataques hacia ella. Por el contrario, no se le vio molesta y de manera conciliadora, la cubana abordó este tema, aclarando cómo es su forma de relacionarse con Dios.

“¿Por qué bailas Rashel si eres cristiana? Esa pregunta me la hacen todo el tiempo… Hay quienes me atacan, me dicen horrores y me ponen una cantidad de mensajes. Lo primero que les digo es que ninguno de esos comentarios me hacen daño ni me afecta”, se puede ver en el video subido a su perfil de Facebook.

La exconductora Telemundo contó que bailar forma parte de su vida desde que era una niña. “Toda la vida he amado bailar, bailo desde que tengo 6 años, la música la llevo en la sangre, el baile siempre ha formado parte de mi esencia”.

Asimismo, explicó que su gusto por la música y el baile es algo que lleva desde sus raíces y que no le ha faltado el respeto ni a su fe ni a Dios.

“Cuando hicimos el cumpleaños de mi esposo, él ama la salsa, yo quería una orquesta que tuviera salsa, y dentro de la orquesta yo le escribí canciones que a él le gustaban, que ninguna decían malas palabras ni hablaran mal de la mujer, ninguna decía nada que fuese en contra de Dios. Hasta ahí Dios estuvo bien y nunca me mostró nada distinto”, explicó.

La nacida en La Habana insistió en que no se molesta porque existan opiniones diferentes, pero sí está mal —aseguró— los insultos y los juicios de valor. “Entiendo cualquier punto de vista diferente al mío, y no solo eso, sino que también lo respeto”, señaló. Pero siempre sin ofensas.

“No entren a comentar, a ofender, a decir cosas porque ninguno de nosotros es más que el otro, todos somos imperfectos, todos pecamos, el único perfecto es Dios”, aseguró.

Por último, para los que esperan que Rashel cambie y deje de bailar, les dejó un contundente mensaje: “¿Dejar de bailar, dejar de ser alegre, y dejar mi esencia? Hasta ahora Dios no me lo ha mostrado, y si algún día me lo muestra, obedeceré en un segundo porque vivo para obedecerle a él”.