Conéctate con nosotros

Asere

Muere joven en La Habana tras ser impactado por un rayo mientras pescaba

Cuba Noticias

Muere joven en La Habana tras ser impactado por un rayo mientras pescaba

Esta es la primera causa de muerte por fenómenos meteorológicos en el país, con 1.682 decesos entre 1979 y 2013

Hombre pesca en La Habana

Hombre pesca en La Habana (Foto: Asere)

Un joven cubano, de 28 años, falleció el pasado sábado luego de ser impactado por un rayo mientras pescaba en una balsa rústica —también conocida como “corcho”— durante el paso de una tormenta eléctrica, informó el portal ADN Cuba.

De acuerdo con reportes del medio, los hechos tuvieron lugar en la La Habana cerca de las 3:00 p.m (hora local). Sin embargo, hasta el momento, se desconocen otros detalles alrededor del fatídico hecho. Tampoco los diarios oficiales se han hecho eco de lo acontecido.

La víctima, residente en 3ra y A, La Puntilla, en el capitalino municipio de Playa, era —según familiares y amigos— una persona tranquila y amigable. Incluso, una vecina manifestó que “jamás dio problema, era de lo mejor del barrio”.

Allegados al joven, conmocionados por lo ocurrido, se reunieron en el lugar del siniestro.

Primera causa de muerte por fenómenos meteorológicos en el país

Los traumatismos y muertes por impactos de rayo no son poco comunes en la Isla. Solo en el mes de agosto de 2019, cinco personas —entre ellos, tres menores de edad— fallecieron durante una tormenta en la playa La Puntilla, Santa Cruz del Norte, provincia de Mayabeque. El evento atmosférico también dejó severamente lesionado a otro niño.

“Cuba es uno de los territorios más afectados por rayos en todo el mundo, dada la gran actividad eléctrica que caracteriza las tormentas en el país”, señaló en su momento el periódico Granma.

Datos del Instituto cubano de Geofísica y Astronomía, de 2018, apuntan que anualmente, al menos, 65 personas fallecen en la Isla por impactos de rayos. Esta es la primera causa de muerte por fenómenos meteorológicos en el país, con 1.682 decesos registrados entre 1979 y 2013.

Por ello, varios especialistas han recomendado a la ciudadanía seguir la “regla 30-30”. La medida exhorta a las posibles víctimas a buscar refugio en un lugar seguro, si cuentan menos de 30 segundos desde que ven la luz del relámpago hasta que se oye el trueno. Asimismo, no salir del refugio después de pasados 30 minutos desde el último trueno.

Facebook

Click para comentar

Comenta esta noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir