Encuéntranos en

Asere Noticias

Niegan entrada a EEUU a cubana refugiada por la ONU

Noticias de Cuba

Niegan entrada a EEUU a cubana refugiada por la ONU

“Les dijimos que veníamos a entregarnos, que éramos refugiados de las Naciones Unidas y nos comunicaron que no podíamos pasar si no teníamos la visa reglamentaria”, explicó

Migrante cubana en Reynosa (RADIO TV MARTÍ)

Luego de más de un año de travesía, autoridades migratorias negaron la entrada a Estados Unidos a la santalcareña Onelia Alonso —exmiembro de las Damas de Blanco— y a su hermano Carlos, ambos reconocidos como “refugiados” por la Agencia de Naciones Unidas (ACNUR).

“Les dijimos que veníamos a entregarnos, que éramos refugiados de las Naciones Unidas y nos comunicaron que no podíamos pasar si no teníamos la visa reglamentaria”, explicó la cubana, de 62 años, en una reciente entrevista concedida a Radio TV Martí. 

De acuerdo con reportes del medio, el pasado martes, Alonso intentó sortear los Protocolos de Protección de Migrantes (MPP, por sus siglas en inglés), un acuerdo firmado entre Estados Unidos y México para quienes se presenten en la frontera sean devueltos al territorio azteca en espera de una citación. 

Los agentes fronterizos —explica— no quisieron escuchar sus argumentos e incluso, se negaron a revisar la identificación que la acredita como refugiada de ACNUR. 

“Además, nos dijeron que, si permanecíamos un ratico más ahí, llamarían a las autoridades migratorias mexicanas para que nos retiraran”, comentó. 

Una travesía ¿sin retorno?

Los hermanos pasaron dos años en Trinidad y Tobago. En este país obtuvieron el estatus de “refugiados”, concedido por la ACNUR. No obstante, se cansaron de esperar el reasentamiento, y en marzo pasado se lanzaron a la conquista de lo desconocido junto con otros 15 paisanos.

En lancha navegaron por el Orinoco, hasta llegar a la boca de la selva del Darién, Las autoridades del país istmeño no le permitieron el ingreso y tras dos meses fueron enviados de regreso a los límites entre Colombia con Venezuela. Allí permanecieron en un campamento para refugiados, antes de marcharse a Medellín.

Con la salud quebrantada, Onelia fue víctima de, al menos, un secuestro y testigo de innumerables atropellos, asesinatos y asaltos. 

Una vez en Reynosa, estado mexicano de Tamaulipas —en frontera con McAllen— la cubana pensó que la acreditación de “refugiada de la ONU” la ayudaría. No obstante, su situación, de acuerdo con especialistas, resultó ser más perjudicial que provechosa. 

“Si usted ha recibido protección de la ONU en otro país quiere decir que no puede ser deportado y como refugiado debe esperar que el organismo internacional lo reubique en un tercer país”, dijo el abogado Wilfredo Allen.

Si quieres recibir más noticias como esta, escríbenos por Whatsapp al +1(786) 740-2526. Es gratis y funciona las 24 horas.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram. No te pierdas ninguna noticia.

Click para comentar

Comenta esta noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top