NOTICIAS DE CUBA

Depósitos de combustible en Matanzas serán reconstruidos por Venezuela

El Gobierno de Nicolás Maduro ha reconocido que apoyará nuevamente la reconstrucción de la Base de Supertanqueros de Matanzas, tras el gigantesco incendio de varios días que consumió la mitad de los depósitos y dejó pérdidas humanas y materiales.

El dictador venezolano anunció que ya instruyó sobre ello al Ministerio del Petróleo, y durante la ceremonia de condecoración a los 43 bomberos y expertos de la estatal Pdvsa enviados a Cuba para mitigar el fuego, reiteró la solidaridad de su país con la Isla, de la que recibe fundamentalmente médicos e instrucción militar a cambio de petróleo desde 1999.

«Cuba sabe que cuenta con nuestro apoyo científico, técnico, de ingeniería, de trabajadores», fueron las palabras del comunista en declaraciones recogidas por la agencia cubana oficial Prensa Latina.

«Pónganse en contacto con las autoridades petroleras y energéticas de Cuba para iniciar el diseño de reconstrucción del patio de Supertanqueros en Matanzas», decidió.

Tras el incendio desatado el 5 de agosto por el impacto de un rayo en uno de los depósitos, tanto Venezuela como México enviaron decenas de vuelos con personal y ayuda material para ayudar a detener el fuego, el cual fue incontrolable durante cinco días.

Después de esfuerzos que conllevaron a la lamentable pérdida de seis jóvenes que pasaban el Servicio Militar, obligatorio en Cuba, aún se mantienen las labores de identificación de otras 14 víctimas desaparecidas entre las llamas, las cuales no se extinguieron hasta que no se consumió el combustible.

Hasta hoy, los medios de prensa oficialistas siguen en silencio sobre las víctimas y las consecuencias medioambientales del desastre. Igualmente, nunca dieron una explicación convincente sobre por qué se produjo el siniestro, si en teoría el sistema de pararrayos cumplía con la normativa vigente.

La Base de Supertanqueros de Matanzas inició su construcción en los años 80, cuando se financió con ayuda de la Unión Soviética. Sin embargo, los depósitos implicados en el desastre son de fabricación reciente, pues se levantaron en el 2012, justamente con el apoyo económico y técnico del Gobierno venezolano.

Ya en el 2020, algunos especialistas habían advertido sobre el peligro de almacenar combustible durante más de dos meses, en referencia a las condiciones en que se encuentran las reservas guardadas por Petróleos de Venezuela, en tanques similares a los de la Base matancera.

El incendio ha dejado, además, una compleja situación en el país, el cual se enfrenta a una crisis energética que ha provocado protestas masivas y denuncias de los ciudadanos, prácticamente a diario, sobre la ineficacia del régimen y la incapacidad de encontrar soluciones que beneficien a los antillanos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas