fbpx
Estados Unidos

Diana Fuentes confiesa haber dejado el baile por causa del Periodo Especial

Cantante cubana, radicada en Estados Unidos, Diana Fuentes (FACEBOOK DE LA ARTISTA)

La cantante cubana, radicada en Estados Unidos, Diana Fuentes confesó el pasado viernes, durante el programa online de entrevistas de la actriz, Aly Sánchez, haber renunciado a su carrera en la danza, a raíz de la llegada del Periodo Especial. 

“Yo estaba en la compañía de Laura Alonso. Mis ensayos eran muy tardes en la noche, me llevaba mi papá en la bicicleta. Nosotros vivíamos en Playa, los ensayos eran en el Vedado”, narró la intérprete de “La Fortuna”. 

Según explicó la artista, en una ocasión, camino a los ensayos, se quedó completamente dormida en la parrilla de la bicicleta. Su padre, Frank Fuentes, se percató de ello y, ante la exponencial fatiga de su hija, decidió tomar una decisión al respecto

“Mi papá siempre me iba hablando para estar pendiente que yo no me durmiera, se dio cuenta que yo no respondía. Me había acabado de quedar dormida, paró de pedalear y llegamos a la casa caminando”, agregó. 

Sus padres, entonces, le dijeron que la compañía había cerrado. Esto, a su vez, hizo que Diana emprendiera un nuevo rumbo en su vida y de dedicara de lleno en la música. En 1992 ingresó en la Escuela de Nivel Elemental de Música “Alejandro García Caturla”, donde se graduaría años más tarde de piano básico y de dirección coral, en la Escuela Nacional de Arte. 

Su carrera profesional inició en el 2001 como integrante del grupo Síntesis. Luego de seis años con la reconocida agrupación de ritmos afrocubanos, decidió probar suerte con el cantautor X Alfonso, con quien trabajó el disco “X Moré”, una producción nominada al Grammy Latino. También colaboró durante casi dos años con el trovador Carlos Varela. 

En enero del 2007 comenzó su trayectoria como solista, bajo la producción de Descemer Bueno. Ese mismo año fue la ganadora del Gran Premio del Concurso “Adolfo Guzmán”, por la interpretación de la obra “Decirte cosas de amor”, al mismo tiempo su videoclip “Música de fondo” recibió varios galardones en los Premios Lucas. 

Su primera obra fonográfica, “Amargo pero Dulce”, no llegó hasta un años después, bajo el sello de la casa productora EGREM. El álbum le valió a Diana un Premio Cubadisco 2010, en la categoría de Música Pop. 

Desde entonces, la carrera de la artista ha sido un viaje en ascenso, con diversos éxitos e importantes colaboraciones. No obstante, la cantante aún lamenta no haber continuado con esa faceta danzaria que tanto marcó su infancia y considera que “el baile es una asignatura pendiente en su vida”.

Comentarios (0)

Deja tu comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *