Estados Unidos

Fallece por coronavirus la leyenda del jazz Manu Dibango

El pasado martes falleció en París la leyenda del jazz africano Manu Dibango, a los 86 años de edad. El mítico saxofonista, creador del “Soul makossa”, llevaba seis días hospitalizado, batallando contra el coronavirus (Covid-19), informó el diario El País.

Emmanuel Dibango —difusor global de los ritmos africanos— nació el 12 de diciembre de 1933, en Duala, ciudad principal de lo que entonces era la colonia francesa de Camerún. Hijo de una costurera y un funcionario, de diferentes etnias, a los 16 años fue enviado en un barco a estudiar a la metrópoli.

Sin embargo, y decepción de sus padres, una vez asentado en Francia Manu dejó a un lado sus estudios, tras descubrir el jazz por influencia de un compatriota erudito, el futuro cantautor Francis Bebey.

Poco a poco, Dibango se convirtió en músico profesional, primero con el piano y luego con el saxo. En Bruselas conoció no solo conoció a su esposa, la modelo Coco, sino que simpatizó con Grand Kallé, un popular artista congoleño. Este último, lo fichó para su banda. Lamentablemente, las turbulencias que siguieron a la independencia del Congo le obligaron a regresar a su país natal, donde montó un club nocturno; hasta que otra guerra civil frustró sus planes.

De vuelta a Europa, en 1965, no tuvo problemas para encontrar trabajo. Mientras tocaba con figuras como Nino Ferrer y Dick Rivers y colaboraba tanto para el cine como la publicidad, empezó a desarrollar sus discos. Las obras fonográficas eran una mezcla entre sus raíces africanas, el soul y el jazz.

“Soul makossa”, el éxito internacional y el plagio

Ya contaba con tres elepés en el mercado cuando publicó en 1972 “Soul makossa”, una pegadiza canción que invitaba a bailar y se transformaría en un llenapistas internacional.

En un primer momento el sencillo sufrió algunos tropiezos en Estados Unidos, hasta que el sello Atlantic se hizo con los derechos para su publicación y se editaron numerosas versiones. El tema llegó a ser plagiado por Michael Jackson en “Wanna be startin’ somethin” y “Thriller”.

Incluso, la canción de Manu ha sido sampleada o “reciclada” por numerosos artistas, incluyendo a Rihanna y Jennifer López. Por ello, no le resultó fácil al saxofonista lograr el reconocimiento de su autoría.

Alejado de las intrigas del “show business”, Dibango llevó a cabo una carrera poco convencional. Por ejemplo, pasó varios años en Costa de Marfil al mando de una orquesta de la televisión estatal. Tampoco solía contar con una discográfica estable, aunque Island Records hizo modestos esfuerzos para establecer su figura en el plano internacional.

Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *