fbpx
Estados Unidos

La difícil vida de Pablo Lyle y su esposa Ana Araujo tras el asesinato de un cubano en Miami

Comentarios (2)
  1. Carlos Rodriguez Bua dice:

    pobrecito, y el que esta en el hueco y su familia que?, prepotente y abusador, tiene que pagar por su crimen

  2. Pedro Paramo dice:

    Este par de “pen de jos” lo único que pretenden con estos reportajes es hacerce las victimas para después pedir dinero a través de las redes sociales y que la gente les ayude por su linda cara, jajajaja, están bien “pen de jos” los dos, a la ” chin ga da” como diría Brozo.

Deja tu comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *