¡Recarga x5 para Cuba! 🇨🇺 Recarga AHORA
Farándula

Natti Natasha confiesa que después del éxito con Don Omar pasó por momentos muy difíciles

Natti Natasha
Natti Natasha.(METRO ECUADOR)

Natalia Alexandra Gutiérrez Bautista, conocida en el mundo artístico como Natti Natasha, es una de las exponentes más importantes del género urbano, en estos tiempos.

Muy buena parte de este éxito se debe a temas que han sido muy populares como “Pijama”, “La mejor versión de mí”, “Justicia”, “Quién sabe”, entre otros.

Su carrera ha contribuido grandemente a que otras mujeres, igual que ella puedan dedicarse a este tipo de música, sin que nadie les repita una  y otra vez que las mujeres no pueden.

Pero no es ajeno para nadie que la dominicana no siempre estuvo en la cima. La intérprete de “La mejor versión de mí” afirma que ha tenido que atravesar por un camino difícil y lleno de obstáculos en la escena musical, para lograr mantenerse en las listas de popularidad.

La cantante de “Criminal” no deja de reconocer y está convencida de que es el mismo camino por el que muchos cantantes que hoy disfrutan de su éxito han tenido que pasar.

Las confesiones de la reguetonera se dieron en el programa “El Gordo y la Flaca”, que se transmite por Univisión, junto a la reportera Tanya Charry.

“Yo pensé que nunca más iba a cantar“, explicó refiriéndose a la frustración que sintió cuando volvió a caer luego de alcanzar el éxito con “Dutty Love”, la canción que en el 2011 lanzara junto a Don Omar.

“Yo tuve que volver a cero, vino ‘Dutty Love’ y otra vez caí. Volvió el momento en que no tenía qué comer, volvió todo. Las humillaciones fueron más grandes: ‘Las mujeres no pueden, no venden, no son nada’“, dio a conocer.

Natti aclaró que proviene de una familia humilde en la que sufrió de muchas carencias. Y luego cuando alcanzó el éxito pensó que las cosas serían de otra manera.

Al poco tiempo la compañía disquera cerró y se quedó nuevamente en la calle, sin tener a quien acudir, pues en esa época había escapado de casa para ir detrás de su sueño de ser cantante.

“Tuve una fe que no sé de dónde salía y no llamé a mi papá porque no quería preocuparlos, no había nada que pudieran hacer. Creo que no saben absolutamente nada de lo que pasé. Fue duro, fueron momentos oscuros“, confesó.

En los minutos finales, la cantante quiso agradecer a Daddy Yankee, quien le tendió la mano cuando más lo necesitaba, le abrió las puertas de su estudio y la invitó a grabar con él.

A él y a Pina Records les da las gracias por su resurgimiento.

 

Con Información de La Opinión

Comentarios (0)

DÉJANOS UN COMENTARIO

Your email address will not be published. Required fields are marked *