Conéctate con nosotros

Asere

Malia Obama asiste a una fiesta en Londres y las cosas se salen de control

Arte y Farándula

Malia Obama asiste a una fiesta en Londres y las cosas se salen de control

Una compañera de Malia reveló que en la celebración hubo marihuana y ventanas rotas

La hija de Barack Obama, Malia, habría asistido a muchas fiestas cuando su padre era presidente de los Estados Unidos, sin embargo ninguna de ellas tan salvaje como una celebración en Londres en la que estuvo el viernes.

La estudiante fue vista soltándose el pelo en una casa de la capital donde las cosas se salieron de control, incluida una ventana que se rompió y algunos invitados que supuestamente fumaban marihuana.

Malia ha estado en Londres con su novio británico Rory Farquharson durante las últimas semanas, mientras disfrutan de un descanso de los estudios en la Universidad de Harvard, cerca de Boston.

Festejó con estudiantes del University College London, después de haber sido invitada por un amigo de la escuela que vive en la casa donde se lanzó la fiesta.

Uno de sus compañeros de casa reveló en  Twitter que Malia había llegado tarde, y se fue tarde también después de la fiesta en las primeras horas.

En la cuenta de Twitter @president- will, que desde entonces pasó de ser publica a privada, publicó: “Mi compañero de cuarto es muy rico y viene de (Washington) DC y Malia Obama”.

“La próxima vez que necesite que limpien mis compañeros de cuarto, diré que viene Malia Obama. Nunca los he visto así”.

Cuando se le preguntó si Malia realmente había aparecido, dijo: “Sí, y de alguna manera una ventana se rompió y mi casa está sucia”.

El joven agregó que cualquier fiesta futura dejaría claro que: “¡No se fuma marihuana en mi casa! ¡No derramar tequila por toda mi cocina! Será una fiesta civilizada. Nada de lo que pasó anoche”.

“Basado en todos los amigos de mi compañero de cuarto de la escuela secundaria que vinieron anoche, Malia tiene una vida salvaje. No puedo festejar tanto como ella y su gente».

No hay ninguna sugerencia de que Malia fumó marihuana en la fiesta.

En las últimas semanas la han visto alrededor de Islington, en el norte de Londres, donde los padres de su novio tienen una casa de 1.8 millones de euros.

La joven ahora tiene 21 años y solo tenía diez años cuando su padre se convirtió en presidente. Y no ha escapado a la controversia, después de haber sido filmada fumando un cigarrillo de aspecto sospechoso en un festival de música de EEUU en 2016.

Facebook

Click para comentar

Comenta esta noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir