MUNDO

Defensa de Pablo Lyle solicita exámenes toxicológicos del cubano Juan Hernández

El próximo 22 de agosto el actor mexicano Pablo Lyle deberá presentarse ante la corte para seguir llevando el caso en el que se le está acusando de homicidio involuntario, cargo que se adjudica luego de que el cubano Juan Hernández perdiera la vida a consecuencia de una lesión ocasionada por el actor en medio de un altercado que se llevó a cabo a finales del mes de marzo.

Para poder recabar datos que colaboren con la exculpación del mexicano, el pasado jueves 1 de agosto la defensa de Lyle ha solicitado a la corte de Miami le suministren los exámenes toxicológicos del fallecido cubano, así como el informe de registro de su automóvil y la dirección del lugar donde trabajaba; alegando que esta información podría ser importante para la defensa del mexicano.

De entre todas estas solicitudes, la corte se negó a hacer entrega del informe de registro del automóvil.

La defensa de Lyle pretende conseguir la absolución de sus cargos alegando defensa propia, amparándose en la ley de Florida «StandYourGround».

Los hechos que llevaron a Pablo a involucrarse en este proceso legal se desarrollaron el 31 de marzo de este año, cuando en medio de una disputa el actor mexicano le propinó un puñetazo al cubano Juan Hernández, agresión que lo llevó a impactar su cabeza contra el suelo generándole un grave traumatismo que le ocasionó la muerte 4 días después.

En vista de la situación, las autoridades le pidieron a Lyle (quien se encontraba con permiso en su país) que regresara a la ciudad de Miami para asistir a una audiencia, donde le asignaron una multa de 50 mil dólares y le colocaron un grillete electrónico para cumplir arresto domiciliario mientras se investiga el caso.

El pasado mes de mayo, acudió nuevamente a audiencia, asignándoles el cumplimiento de una libertad condicional, la cual le permite la salida a determinados lugares, entre ellos, a la iglesia.

Asimismo, se le informó que debía presentarse nuevamente en la corte durante el mes de agosto, para finalmente dictaminar si se le absolvería de su cargo o si iniciaría un juicio en su contra.

El abogado experto, Carlos Gonzáles, afirma que en caso de que Lyle sea declarado culpable podría enfrentar entre 9 y 15 años de prisión.

En medio de toda esta situación han sido muy pocas las veces que el mexicano ha dado declaraciones públicas respecto a su caso; una de ellas a la salida de la corte el pasado mes de mayo, y otra luego de que una reportera le abordara mientras asistía a una iglesia.

En ambos casos, el actor explicó que al ser una investigación en desarrollo no puede hablar respecto a ello, pero que agradecía estuviesen al pendiente de su caso.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Suelta La Sopa (@sueltalasopatv)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas