Conéctate con nosotros

Asere

Un tiburón atacó a un niño de 7 años en una playa de Miami-Dade

Estados Unidos

Un tiburón atacó a un niño de 7 años en una playa de Miami-Dade

El pequeño sufrió heridas en su pierna, contó su madre

Un tiburón atacó a un niño de 7 años en una playa de Miami-Dade

Un tiburón atacó a un niño de 7 años en una playa de Miami-Dade. (Captura de video: 7News)

Un niño de siete años se está recuperando en casa después de que fue atacado por un tiburón en una playa del sur de Miami-Dade, contó su madre.

Las fotos tomadas desde el hospital muestran tres heridas en la pierna de Jacob.

“Fue en tres lugares, aquí, aquí y aquí”, dijo Jacob. “Cuando entré en el agua, era como un animal gigante, y me mordió”.

El niño de siete años resultó herido en Homestead Bayfront Park el lunes. Su madre cree que un pequeño tiburón toro pudo haber sido quien atacó a su hijo debido a las mordidas.

Ethel, la madre de Jacob, no quería que la vieran en cámara, pero dijo que quería transmitir el mensaje a otros padres que llevaran a sus hijos a las playas.

“Todo lo que vimos fue la sangre bajando. Simplemente no quiero que nadie tenga una falsa sensación de seguridad que piensan porque está cerrado que están a salvo allí”, explicó.

Agregó que, en última instancia, el incidente no fue culpa de nadie y quiere que los padres vigilen de cerca a sus hijos cuando estén en el agua.

“Si hubiera sido un niño pequeño, habría sido mucho peor”, dijo.

7News mostró las fotos al capitán de pesca Stan Saffan, quien también cree que puede ser una mordedura de tiburón toro. Dijo que cada vez que las personas entran al agua, están en territorio de tiburones.

“Cuando el agua se calienta, los peces se vuelven bastante activos”, dijo Saffan. “Siempre esté atento a su entorno”.

En cuanto a Jacob, su madre dijo que cuando lo mordió, no derramó una lágrima.

“Era tranquilo, tranquilo y sereno”, dijo Ethel. “Yo, por otro lado, era un desastre”.

Ella dijo que los socorristas rápidamente le dieron atención médica a su hijo, y luego lo llevaron al hospital, donde recibió 19 puntos de sutura.

Si bien Jacob y su madre no guardan rencor contra lo que sea que lo haya mordido, Jacob dijo que su abuela tiene sus propios planes si alguna vez lo descubren.

“¡Para freírlo, picarlo y comerlo!”, contó el niño en forma de broma.

Aunque Jacob está de buen humor, dijo que lo más probable es que se quede en la piscina una vez que haya sanado.

Facebook

Click para comentar

Comenta esta noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir