Conéctate con nosotros

Asere

Médico cubano que desertó en Andorra tiene “formación militar y familia en cargos políticos”

Coronavirus

Médico cubano que desertó en Andorra tiene “formación militar y familia en cargos políticos”

Daniel Romero era un elemento clave dentro de la delegación de 39 sanitarios que aterrizó en el país europeo

Brigada de médicos cubanos en Andorra

Brigada de médicos cubanos en Andorra (Foto: Prensa Latina)

Esta semana se dio a conocer la deserción de un médico y una enfermera del contingente de galenos cubanos enviado al Principado de Andorra para frenar la ola de contagios por coronavirus (Covid-19). Ambos cruzaron la fronteras hacia España, donde tienen familia.

Sin embargo, el anestesista no era un médico cualquiera, según reportes del portal 14ymedio. Todo lo contrario, Daniel Romero —con formación militar y allegados en altos cargos políticos— era un elemento clave dentro de la delegación de 39 sanitarios que aterrizó en marzo en el diminuto país europeo.

Incluso, tras la llegada de la brigada médica al Hospital Nostra Senyora de Meritxell, varios fueron los informes publicados sobre el contingente cubano y en muchos, se hizo mención de Romero. El galeno también apareció en fotos junto al ministro de Sanidad europeo, Joan Martínez Benazet, y el cónsul general de la Isla, Alain González.

De acuerdo con el portal, Daniel dejó en la habitación el teléfono que se le había asignado. Así como, el trabajo documental que le había encomendado el Gobierno. Por el momento, se desconoce la identidad de la enfermera, aunque se sabe que era una de las más jóvenes de la brigada.

La brigada cubana en Andorra, contexto

El grupo de 39 sanitarios llegó al Principado el 29 de marzo pasado, para apoyar al Servicio Andorrano de Atención Sanitaria (SAAS). Desde entonces, los cubanos se han desempeñado como especialistas en medicina interna y en la unidad de cuidados intensivos en El Cedre. En dicho centro sociosanitario, habitualmente, residen personas mayores o con discapacidades.

El 15 de mayo regresaron a Cuba los primeros tres miembros de la delegación y, unos días más tarde, se marcharon otros 13. Los restantes, a pesar de la disminución de pacientes con coronavirus, deberán permanecer en el país europeo hasta finales del presente mes. Benazet justificó esta decisión, alegando que los isleños fueron contratados para cubrir diferentes servicios y permitir el descanso de los profesionales locales.

El convenio de los sanitarios cubanos estuvo sufragado por la familia Sirkia, expropietaria de una joyería de lujo en la capital andorrana.

Facebook

Click para comentar

Comenta esta noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir